Botiquín

Antes de emprender un viaje, hay que tener en cuenta la preparación de un botiquín básico, sobre todo si se va a viajar a un país donde algunos medicamentos pueden ser de difícil adquisición.

Sería conveniente adjuntar por escrito la posología, eficacia y efectos secundarios de cada medicación.  En el caso de llevar medicación habitual, se aconseja abastecerse suficientemente y repartir la medicación tanto en el equipaje de mano como en el facturado.

En el botiquín se pueden incluir los siguientes elementos.

Medicación habitual si se tomara alguna.

Material de curas.

Un analgésico antitérmico (aspirina, paracetamol, antiinflamatorio).

Crema de protección solar.

Descongestionante nasal.

Repelente de insectos.

Tratamiento para las picaduras de insectos.

Medicamentos para los mareos cinéticos.

Sobres de rehidratación corporal.

Antidiarreicos.

Laxantes.

Preservativos.